¿Buscas una plataforma web, carrito de compras o aplicación móvil?

¡En NEOMA te apoyamos con todo el proceso necesario para que pongas tus proyectos e ideas en línea!


Fundación Sol: pobreza se dispara sin subsidios estatales y alcanzaría a 5,2 millones de chilenos

Medio: El Mostrador - Publicado: 20-11-2018 a las 1:08




La pobreza está estancada, fue la frase que el Ministerio de Desarrollo Social utilizó cuando en agosto dio a conocer los resultados de la encuesta Casen. Se refería a la pobreza multidimensional, aquella que más preocupa a las autoridades, pues habla de que el entorno confabula negativamente para propender a la movilidad social. “Un estancamiento en pobreza multidimensional de los hogares chilenos arrojó la encuesta Casen 2017. La cifra asciende a 20,7%, lo que equivale a 3.530.889 personas, solo 0,2 puntos porcentuales menos que el 20,9% de la medición 2015, variación que estadísticamente no es significativa. Son malas noticias. Por primera vez, desde que se mide la pobreza multidimensional en Chile, esta se ha estancado”, dijo el ministro Alfredo Moreno, quien ese día presentó los resultados en conjunto con la subsecretaria de Evaluación Social, Alejandra Candia.

La misma medición explicó que un 8,6% de los chilenos es pobre, pero de acuerdo a un estudio de la Fundación Sol –que se dará a conocer hoy– el sistema para medir la pobreza en Chile está dejando a un lado algo muy importante: la nula o baja calidad de las pensiones en el país y la calidad del salario.

La organización realizó un simple pero clarificador ejercicio: ¿qué pasaría con los índices de la Casen al quitarle algunos ítems que abultan el ingreso de algunos hogares? Así, al dejar fuera de la medición los subsidios y transferencias del Estado, las cifras de pobreza alcanzan al 12,5% de la población.

Lo de la Fundación Sol no se trata de un ejercicio metodológico ni de una crítica a la forma en que se mide la Casen, sino que lo que persigue el informe es debatir sobre un cambio social de fondo. Por ejemplo –explicó a El Mostrador, Marcos Kremerman, investigador de la organización–, las mediciones de pobreza en el país incorporan al ingreso el que se bautiza como el alquiler imputado. Es decir, explica el economista, que si una familia está pagando el dividendo de una casa propia o ya no paga porque la adquirió, el valor estimado de la renta comercial de esa residencia se toma como un adicional al ingreso. Si por el trabajo se reciben 400 mil pesos mensuales, la vivienda “imputará” otros 400 mil pesos o el valor que se estime de mercado.

“Si tampoco se considerara el alquiler imputado, la pobreza ascendería a 24%, vale decir, prácticamente 1 de cada 4 personas que viven en Chile no cuenta con los ingresos autónomos para superar la línea de la pobreza respectiva”, reza el informe de la fundación.

La situación es más cruda si, dentro de los ingresos que mensualmente reciben las familias, solo se consideran los del trabajo y las pensiones (sin bonos ni otros adicionales). En ese caso, la pobreza alcanza al 29,4% de la población. “En otras palabras, si las personas en Chile dependieran solo de los ingresos de su trabajo (que en su etapa de jubilación se refleja en el monto de las pensiones), 3 de cada 10 personas no superaría la línea de la pobreza;lo anterior permite ponderar de manera más precisa los resultados de la aplicación del ‘modelo’ chileno, ya que el volumen de personas en situación de pobreza pasaría de 1,5 millones a 5,2 millones”, explica la Fundación Sol en el documento.

“Según sea el tipo de ingreso que se utilice o que se contabilice en los distintos hogares, las personas en situación de pobreza pueden fluctuar entre 1.528.284 (considerando ingresos totales) y 5.223.916 (considerando ingresos del trabajo y pensiones contributivas). Esto es, entre un 8,6% y un preocupante 29,4%. Ahora bien, si se trabaja con líneas de pobreza más exigentes, las personas en situación de pobreza pueden llegar a 7,6 millones (esto equivale a un 42,8% de pobreza, considerando el caso de la canasta de alimentos de calidad e ingresos del trabajo y pensiones contributivas)”, explica el reporte.

Marco Kremerman afirmó que la simulación que realizaron tiene como meta mostrar que existe en el país “una intención de poner paños fríos a los altos niveles de vulnerabilidad de la pobreza en Chile, pues la solución a este problema social debería estar estrictamente relacionada con mejorar el nivel de las pensiones y de salarios que se obtienen en el mercado”.

El investigador agregó que es fundamental pasar del asistencialismo al análisis de la mejor calidad de trabajos y de un sistema de pensiones que se sostenga por sí solo en el tiempo. “Por ejemplo, sin el pilar solidario el monto de las pensiones en Chile cae a la mitad. Por eso eso la idea de este informe es pensar cómo se cambian los temas de fondo”, comentó.

Cifras regionales y canasta básica

Al realizar la misma simulación a nivel regional, el informe concluye que solo en dos regiones del país –Ñuble y La Araucanía– se alcanza una pobreza por ingresos totales por sobre el 15%. Sin embargo, cuando se explora la misma situación solamente considerando como parte del ingreso el trabajo y las pensiones, en nueve regiones se alcanzan niveles sobre el 30% y en tres –Coquimbo, Ñuble y La Araucanía– sobre el 40%.

“Según sea el tipo de ingreso que se utilice o que se contabilice en los distintos hogares, las personas en situación de pobreza pueden fluctuar entre 1.528.284 (considerando ingresos totales) y 5.223.916 (considerando ingresos del trabajo y pensiones contributivas). Esto es, entre un 8,6% y un preocupante 29,4%. Ahora bien, si se trabaja con líneas de pobreza más exigentes, las personas en situación de pobreza pueden llegar a 7,6 millones (esto equivale a un 42,8% de pobreza, considerando el caso de la canasta de alimentos de calidad e ingresos del trabajo y pensiones contributivas)”, explica el reporte.

De acuerdo a Kremerman, otra manera de analizar la fragilidad del modelo chileno es atender a pequeños cambios que hablan de mejorar la calidad de vida de las personas, entre ellos, poner en la canasta básica productos de mejor calidad nutricional, tal como recomendó hacerlo hace un tiempo el Ministerio de Salud. “Si utilizamos criterios de alimentación más exigentes para la población, 1 de cada 5 personas que viven en Chile se encontraría en situación de pobreza. En el caso de la pobreza por ingresos del trabajo y pensiones contributivas, esta llegaría a 42,8%, lo que equivale a 7,6 millones de personas”.

Revise el detalle del informe aquí.


Loading...

saldoBip MUNDO BIP: Desde el 2009 junto a ti.
Escríbenos a: hola@mundobip.cl

Desarrollado por NEOMA